Seguinos en:

Más Falso que Billete de Tres Pesos. Cartuchos Muy Truchos. Parte I