Seguinos en:

¿Existe algún mecanismo en el cerebro para poner fin a las relaciones de pareja?