Seguinos en:

En su primera misa como Papa, Francisco reclamó una Iglesia activa y comprometida