Seguinos en:

El troyano que puso a sufrir a los usuarios de Windows