Seguinos en:

El cerebro inepto: decisiones a largo plazo