Seguinos en:

Cuidado al vender tu teléfono, podrías quedar al desnudo (literalmente). Y cómo solucionarlo