Seguinos en:

USB-C, ¿un invento de Apple?