Seguinos en:

Probamos el magnífico Lexus LC 500. Y sí, un Lexus puede ser emocionante y deportivo