Seguinos en:

¿Por qué nos hacen gracia algunas situaciones crueles?