Seguinos en:

Así se juega con la música para provocar alegría, calma, melancolía o tristeza