Aleación metálica convierte agua salada o sucia en agua potable y electricidad